La Delegación del Gobierno en Aragón ha constituido una comisión de trabajo junto a la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (Atarvez) para luchar contra los talleres ilegales.

Recordemos que la constitución de la Mesa de Trabajo contra el Ilegal donde poder presentar temas relacionados con el sector era un asunto que quedó pendiente tras la celebración de la Jornada Atarvez el pasado 16 de febrero, informa la Delegación del Gobierno.

El presidente de Atarvez, Armando Royo, expuso en ese sentido que en Zaragoza y provincia se ha pasado de una treintena de talleres clandestinos a más de 300, lo que representa el 30% del total existente. Además, estos puntos ilegales ya no solo se instalan en naves, sino también en garajes o fincas particulares.

En Zaragoza se han cerrado 122 talleres legales que han supuesto una pérdida de 3.000 empleos, algo que, según Royo “puede estar relacionado con la proliferación de los ilegales”.

También puso de manifiesto a las administraciones públicas involucradas diversos problemas que detectan, como el de los recambistas, que han incrementado sus ventas en un 20%, mientras que el volumen de negocio de los talleres legales ha caído un 33%.