La sede de Femepa en Las Palmas de Gran Canaria acogió una minoritaria Jornada sobre Posventa. En ella, Antonio Pérez, presidente de Arapal (Asociación de Distribuidores de Recambios, Neumáticos y Accesorios de Las Palmas), compuesta por 19 empresas, anunció que se integra nuevamente en Ancera. "Queremos reintentar la asociación y nos gustaría hacer otra jornada en abril o mayo de 2014", explicó.

Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, apuntó que la asociación prepara una demanda contra Mercedes por su publicidad, que invita al conductor a que no acuda al taller multimarca.

Seguidamente aludió a las prácticas de las aseguradoras, como AXA, o al proyecto Inpart, "que quiere controlar el mercado de carrocería y la venta de recambios, cobrando por cada transacción realizada. Es un producto que aún no está muy implantado porque les está costando y nosotros estamos haciendo mucho ruido. No es bueno para el sector pero habrá talleres y recambistas queriendo entrar en él por sí funciona".

Los seguros ocuparon buena parte de la intervención de Cuerno, quien detalló que los talleres "siempre harán lo que diga el seguro, cada vez le tiene más miedo". El presidente de Ancera comentó a los asistentes que Mapfre en Madrid, por ejemplo, trata directamente con el asegurado, que le deja el coche en sus instalaciones y es Mapfre quien decide cómo y dónde reparar.

CAPA y la piratería también centraron parte del discurso. Cuerno contó cómo se decidió poner en marcha este comité antipiratería y de qué forma se han contratado detectives privados y abogados penalistas para perseguir las ventas ilegales. Además, se han realizado operativos policiales y Capa se ha tenido que convertir en asociación para poder firmar las denuncias.

Por último, explicó la normativa antituning y los problemas derivados de ello, ya que la Guardia Civil ha puesto multas en algunos casos por reformas en los coches y por la instalación de accesorios. Ancera ha mantenido reuniones con la Dirección General de Tráfico para solucionarlo.