El concesionario de Peugeot de Tudela (Navarra) sufrió un incendio el pasado 8 de mayo, que ha afectado a la zona de oficinas y al almacén de recambios situado en la segunda planta del edificio.

Según informa el periódico El Español, citando fuentes del Gobierno Foral, ha ardido el techo y también documentación, diversa, útiles de oficina y ordenadores. La primera planta, destinada a la exposición de los vehículos para la venta y al taller de reparaciones, no ha sufrido daños.

Un trabajador del concesionario fue el que alertó a los bomberos, que acudieron con un camión escala, cisterna y un vehículo de rescate. No ha habido que lamentar personas heridas, aunque una persona que ha acudido a tratar de controlar el fuego con un extintor ha inhalado humo, pero sin precisar atención médica.