Los turistas que llegan a la capital lo hacen en coche. Porque como cualquier gran ciudad, Madrid nunca se vacía, ni de personas ni de coches. Desde Aema-ITV publica un post en el que hace algunos apuntes que los visitantes deben conocer si vienen a Madrid en coche.

  • Pasar la inspección técnica del coche en otra Comunidad. Puede suceder que se esté de paso por Madrid y toque pasar la ITV. O se quiera adelantar tal y como prevé el último Real Decreto 920/2017. Efectivamente, los turismos pueden pasar la ITV en cualquier comunidad, no hace falta que sea en la que residan habitualmente. En caso de que sea negativa, el conductor deberá llevárselo con grúa a un taller cercano para que lo reparen.
  • ¿Qué estaciones de ITV hay en Madrid? La Comunidad de Madrid tiene un gran número de estaciones de ITV (más de 60 centros de inspección) que se pueden encontrar en la página de Aema-ITV por municipios, códigos postales o distritos.
  • Es verano. ¿Afectará el calor a l coche? En la Comunidad de Madrid, las temperaturas son extremas en verano. De ahí la necesidad de tener en cuenta elementos como el aire acondicionado y el climatizador. No son un lujo, sino prácticamente una necesidad. Habrá que comprobar que funcionan bien y que los filtros estén limpios o que tienen gas refrigerante. Si el interior del coche es asfixiante, puede alterar al conductor.
  • ¿Llueve en Madrid? Poco, pero las lluvias de verano vienen en forma de tormenta, por lo que hay que vigilar las escobillas del limpiaparabrisas, que tienden a agrietarse con el calor, y que el nivel del líquido en el depósito del limpiaparabrisas es correcto.
  • Los días son muy largos. Si los rayos de sol inciden en la luna delantera, pueden ser molestos, sobre todo si se lleva la luna sucia, tanto por la parte exterior como por la interior. Pero al amanecer o al atardecer, las luces son para ver (largas y cortas), pero también para que te vean (luces de circulación diurna). Los faros deben estar limpios y en condiciones de uso. Un mensaje que suena reiterativo pero, según los últimos datos de defectología del Ministerio de Industria, el segmento en el que más defectos graves se encontraron fue el de alumbrado y señalización (24,1%).
  • “El cinturón de seguridad me da calor”. “El del pantalón puede ser; el del coche no”, apuntan desde Aema-ITV. Existen algunas exenciones pero el calor no está dentro de la lista. Salir despedido del vehículo por no usar el cinturón de seguridad multiplica por trescientos la posibilidad de muerte. O que dentro de la ciudad no merece la pena: a 40 km/h en ciudad, un accidente puede llegar a ser mortal.
  • A la sombra de una sombrilla. El consejo de Aema-ITV es que, en la medida de lo posible, se busque una sombra o interiores para aparcar el coche. La pintura daña la carrocería y, lo más importante, cuando vuelvas a subirte el coche no quemará.
  • Los neumáticos y el asfalto. El calor hace estragos con 40º C asegurados y un asfalto que abrasa. La presión adecuada hace que el coche avance de forma correcta y gaste menos carburante.
  • Batería. No descuidar la batería del coche ni la del móvil, ya que será de gran utilidad en caso de una emergencia.