ATRA impartirá, del 5 al 15 de marzo, dos cursos de Prevención de Riesgos Laborales que el Convenio Estatal del Metal (CEM) exige para todos los trabajadores por cuenta ajena (no los autónomos) que presten sus servicios en nuestro sector, formación que es complementaria a la establecida por la Ley 31/95.

Para facilitar a los talleres asociados el cumplimento de sus obligaciones en esta materia, la asociación impartirá estos cursos, de 20 horas, para trabajadores de taller en los Institutos de Formación Profesional de Villagarcía (IES Fermín Bouza Brey) y Pontevedra (IES A Xunqueira), en horario de 19:30 a 22:00 horas, de lunes a jueves.

Con la entrada en vigor del citado Convenio se establecen los contenidos formativos en Prevención de Riesgos Laborales que, con carácter obligatorio, deberá recibir el personal que desarrolle su actividad en los talleres de reparación. Se establece la exigencia de que todos los trabajadores del sector tengan cumplidos los módulos formativos que les correspondan en un plazo máximo de tres años, a razón de un sexto de la plantilla de cada empresa cada seis meses.

Esta nueva obligación entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2017. Los contenidos, duración y modalidad formativa están determinados según el puesto de trabajo.

También deberá realizarse una formación de reciclaje cada tres años, o cuando un trabajador haya estado alejado del sector durante al menos un año continuado, antes de incorporarse al puesto de trabajo, en ambos casos de, al menos, cuatro horas. La autoridad laboral podrá solicitar de las empresas que acrediten que sus trabajadores cuentan con esta formación, pudiendo ser causa de sanción en caso de no hacerlo.

La idea de ATRA es que a las empresas asociadas les pueda resultar gratuita esta formación, en la medida de lo posible, puestos que estos cursos admiten la bonificación a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae).