“Teníamos un stock de seguridad parado en las estanterías y, ante la falta de Equipos de Protección Individual (EPIs) hemos decidido donarlo a quien lo necesita”, nos explicaba Fernando García, gerente de Auto Recambios Garma, distribuidor segoviano miembro de CGA. Así, Garma ha donado unos 30.000 guantes, cientos de gafas de protección y algunas cajas más con otros elementos de utilidad para los sanitarios. “Hemos cogido todo lo que hemos reunido de nuestros cuatro almacenes”, continuaba García.

Auto-Recambios Garma es un socio de CGA (antes lo fue de Grunosur), con puntos de venta en Navalmanzano, Segovia capital y Peñafiel -Valladolid-, más de 25 vehículos de reparto y más de 7.000 metros cuadrados de almacenaje, con una plantilla de más de 40 trabajadores. Garma celebró hace dos años su 25 aniversario. Desde aquí queremos hacernos eco y agradecer su magnífico gesto en estos momentos tan complicados.