En el actual contexto de lucha global contra la expansión de la pandemia del coronavirus, el CAAR reitera que “la salud de las personas es y debe seguir siendo la prioridad absoluta en estos momentos, por delante de cualquier otra consideración que pueda hacerse”.

La entidad, que agrupa a 85 socios que suman 13.500 de los 25.000 trabajadores que tiene la automoción en Aragón, afirma estar en estrecho contacto con las Administraciones de ámbito nacional, autonómico y local, así como con otras organizaciones sectoriales y muy especialmente con las autoridades sanitarias, cuyas recomendaciones aconseja seguir tanto a sus asociados como al conjunto de la población en todo momento, con independencia de las medidas que para su cumplimiento pueda tomar cada empresa, en el ejercicio de sus obligaciones y responsabilidades.

El CAAR, que ha trasladado a sus empresas las necesidades que para hacer frente al COVID-19 plantean Administraciones como el Gobierno de Aragón, está a la espera de las medidas económicas que tomará en las próximas horas el Gobierno de España, con el deseo de que “puedan contribuir a paliar las indudables consecuencias que esta crisis va a tener, pero que siempre estarán por detrás de la preocupación por la salud y la seguridad de las personas”.

El Clúster espera que “el compromiso de todos y el estricto cumplimiento de las normas permitan dejar atrás cuanto antes esta crisis y afrontar también de forma conjunta una próxima etapa de recuperación social, económica e industrial, a lo que orientará igualmente todos sus recursos tal y como está haciendo ahora”.