La Comunidad Autónoma de Madrid ya ha entrado en Fase 1. La principal novedad a efectos de los talleres radica en que los automovilistas madrileños ya pueden desplazarse sin problemas a cualquier municipio para llevar su coche al taller, siempre que lo hagan dentro de la provincia, informan desde Asetra.

En la anterior Fase 0 sólo podían hacerlo si en la localidad no hubiera habido talleres o estos no fueran de la especialidad requerida. Con los cambios, se facilita el acceso a las empresas del sector, que pueden recibir ya a todos sus clientes habituales, independientemente de si viven o no en la ciudad o pueblo donde abre sus puertas el taller.

Por otro lado, la asociación madrileña indica que este pequeño avance en el proceso de desescalada también supondrá una mayor demanda de servicios de esos mismos clientes habituales. Asetra recuerda la campaña puesta en marcha la semana pasada dirigida a informar a los automovilistas sobre la conveniencia de ir al taller tras una etapa prolongada sin mover el coche, y en la que también se hace referencia a las revisiones pre-ITV y a la puesta al día de los sistemas de climatización.

A efectos de medidas higiénicas, prácticamente no hay cambios con respecto a la Fase 0,5. Los asociados a Asetra recibieron la semana pasada una circular recordatorio con información relativa a los requisitos para la atención al público y las medidas de higiene tanto en el taller como para personal trabajador.

La organización incide en la importancia de su cumplimiento, animando a sus asociados a adaptarse al cumplimiento de las mismas y a dirigirse a su Área de Prevención de Riesgos para una información personalizada en función de las características de sus instalaciones.

Igualmente, Asetra informa de que la Comunidad de Madrid ha publicado la Orden 523/2020, de 23 de mayo, de la Consejería de Sanidad, por la que se adoptan pautas a cumplir y recomendaciones en materia de salud pública de interés general como consecuencia del avance de la Comunidad de Madrid a la Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.