El principal objetivo del Plan Estratégico de la Comisión de Recambios de Sernauto es dar una mayor visibilidad a la labor de los fabricantes de recambios, poniendo en valor la contribución de toda la cadena de valor de la posventa a la economía y sociedad españolas. Además de su aportación directa en términos económicos (más 26.800 millones de euros en facturación y casi 234.000 empleos directos), la cadena de la posventa (proveedores-distribución-talleres) establecida en nuestro país permite a los ciudadanos tener sus vehículos revisados o reparados en el menor tiempo posible.

“La elaboración de este plan es el resultado de la reflexión compartida por un amplio número de profesionales del sector de la posventa española que, con sus enriquecedoras aportaciones, han permitido trazar el camino para avanzar hacia los objetivos marcados. Conclusiones que contribuyen a reducir la incertidumbre, realizando proyecciones del impacto concreto que tendrán en la posventa”, según ha destacado Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto, durante la presentación del plan ante los medios de comunicación, el 28 de febrero en Madrid.

“La digitalización junto con las nuevas tecnologías aplicadas al propio vehículo, tales como hibridación, electrificación, conectividad o automatización en combinación con la polarización del parque, los nuevos modelos de movilidad, vaticinan cambios en el volumen de negocio del mercado de recambios y en su propia estructura, lo que implicará la aparición de nuevos servicios y la entrada de nuevos players. El sector de la posventa independiente debe estar preparado y adoptar con rigor estos cambios”, afirma Benito Tesier.

Benito Tesier sernauto

Según el presidente, “vivimos, por un lado, los efectos de un cambio de movilidad, que tenderá en el futuro a afectarnos en el sector, aunque lo vemos de forma positiva. Por otro, el sector siempre ha trabajado en una mejora continua en la gestión y en los procesos, pero nunca nos hemos enfrentado al propio cambio del modelo de negocio por la irrupción de las nuevas tecnologías. El sector debe invertir en estrategia tecnológica para no perder posición competitiva, por lo que hacemos un llamamiento a la responsabilidad de las empresas para dotarse de los recursos económicos necesarios para poder adaptarnos a esa tecnología”.

El coche conectado hará que el usuario se convierta en el centro, “lo que nos exige un esfuerzo en inversión estratégica dentro de una posventa plural”, mientras que el carsharing va a reducir el uso del vehículo privado “pero va a aumentar el número de kilómetros por vehículo, por lo que ese modelo tambien va a demandar más componentes de posventa”. En opinión de Tesier, “el problema es que el poder de decisión de la reparación de la flota va a estar en menos manos”.

En cuanto a las propulsiones, Sernauto aboga por una neutralidad tecnológica global y pide constantemente una transición energética ordenada e inteligente. “En estos momentos, el mayor problema reside en la antigüedad del parque y en tecnologías de propulsión antiguas, que son las que provocan los problemas de contaminacion. El sector debe adaptar con libertad sus distintas tecnologías y sus procesos de producción, independientemente del tipo de propulsión de los vehículos”.

Dentro de todos los cambios hay oportunidades, lo vemos estimulante y nos seguimos planteando seguir dotando de competitividad a nuestros canales de venta, gracias al talento de nuestro personal y la dotación económica necesaria”, concluyó Benito Tesier. “Defendemos la libertad de mercado, que es lo que a todos nos gusta”.