Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto, valora con optimismo el balance del año 2020 para la posventa del automóvil. Su opinión se apoya en las conclusiones del estudio del Observatorio del Estado de la Opinión de los Profesionales de la Posventa, puesto en marcha por Sernauto con el apoyo de Gipa y la colaboración de Ancera, del que dimos cuenta en Posventa.info.

Según dicho estudio, se espera que la caída total del mercado de la posventa para 2020 se sitúe en torno al 10% con respecto a 2019. De cara al año 2021, Tesier piensa que el balance podría ser similar, compensando meses en los que las oleadas de la enfermedad se equilibren con aquellos en los que la recuperación y el avance de la vacunación soplen a favor del mercado. El sector goza de buena salud, sobre todo si se contrasta con otros sectores comerciales e industriales de nuestro país.

La evolución de las ventas de vehículos en Europa y las medidas políticas como las referidas al Impuesto de Circulación han jugado en contra la industria de fabricación del automóvil y de fabricación de componentes. En sentido contrario juega la anticipación de ciclo tecnológico que está atrayendo cargas de trabajo a las factorías españolas. Cargas que, sin esa anticipación, habrían tardado dos o tres años en llegar. “Esperemos que una cosa compense la otra” y por ese camino “se puedan salvar los muebles”, destacaba el presidente.

En opinión de Benito Tesier, la posventa tiene que apostar de una manera clara y estratégica para reivindicar y visualizar su importancia, trasladando a la Administración la necesidad de hacer llegar su apoyo al cambio tecnológico y a la modernización del sector de la reparación de la mano de Ancera, Cetraa, Conepa y Sernauto. En este camino deben avanzar las asociaciones vinculadas a la posventa del automóvil, con acciones comunes orientadas a este fín.