El Grupo Bosch espera una ligera mejoría del crecimiento económico. En este contexto, se prevé que la empresa de tecnología y servicios logre en el actual ejercicio un incremento de las ventas del dos al cuatro por ciento.

Así lo dio a conocer Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia de Bosch, en la conferencia de prensa sobre el balance del Grupo Bosch. "Hemos adoptado muchas medidas para aumentar las ventas en este ejercicio. Al mismo tiempo, estamos buscando oportunidades de crecimiento, tanto en áreas de trabajo establecidas, como en la creación de nuevos campos de negocio".

La compañía sigue observando riesgos económicos considerables como consecuencia de los altos niveles de deuda pública en los Estados Unidos y en Europa. Respecto a la economía europea, Bosch anhela el final de la recesión, pero cree que el estancamiento se mantendrá. En este sentido, el desarrollo de las ventas del Grupo Bosch fue débil en el primer trimestre de 2013.

Del mismo modo, durante el presente curso Bosch continuará con las medidas introducidas el pasado año para mejorar los resultados. Éstas incluyen el estricto control de las áreas de crecimiento y la limitación de los costes fijos, inversiones y adquisiciones corporativas.

A finales de 2012, se alcanzó un acuerdo con los emplazamientos alemanes para lograr una adaptación más flexible de los gastos de personal a las fluctuaciones económicas. Bosch espera que el crecimiento en las ventas provenga de los productos innovadores y beneficiosos, de los modelos de negocios basados en Internet y de la continua ampliación de su presencia internacional.