Jezirat Motor abandona sus instalaciones de la Zona Franca después de "muchas pérdidas en los últimos años", tantas que ya no se podían "mantener las instalaciones". 14 trabajadores han perdido sus empleos. La crisis económica y los negativos efectos que sobre el mundo de la automoción está teniendo en los últimos tiempos ha pasado factura. La medida se adoptó el pasado viernes.

El cierre se une al que esta misma empresa llevó a cabo el pasado mes de enero en el concesionario qde San Fernando.