Los Centros de Freno ATE se posicionan como la única red especialista de frenos en España y con representación en toda Europa, alcanzando una cifra de mil talleres en todo el continente, especializados en el control, mantenimiento y reparación del sistema de freno. Además, en los Centros ATE trabajan especialistas cualificados con formación técnica y con otros aspectos relacionados con el negocio, como atención al cliente, gerencia y gestión de equipos o finanzas, conociendo todos los detalles para realizar una reparación profesional y segura.

En el caso de los Centros de Freno, el servicio es extensible a todas las marcas de automóviles y modelos de vehículos con piezas de recambio de la mayor calidad avalados por Continental. Gracias al equipamiento especialmente adaptado al mantenimiento y la reparación del freno, están capacitados para controlar con rapidez y precisión el propio sistema, además de ofrecer soluciones de reparación en función del valor del vehículo pero sin reducir la seguridad.

Bajo el lema “Fit 4 Quality”, la marca ha iniciado este año diferentes auditorías en los Centros de Freno para estandarizar la calidad integral e imagen de los talleres. “El balance está siendo positivo, ya que los talleres están siendo muy receptivos en nuestras visitas, valorando que estemos interesándonos por ellos y les demos ese trato personal y directo que les ofrecemos”, comenta José Raúl de la Rica, responsable de la red. “Nos transmiten su satisfacción con el producto demostrando su fidelidad a la marca y asistencia a nuestras convocatorias”.

Esta búsqueda de la calidad es bidireccional, escuchando activamente las iniciativas y sugerencias que permitan seguir mejorando. En palabras de José Raúl de la Rica, “este proyecto de auditoría, F4Q, nos está permitiendo afianzar la relación con nuestros centros de freno, consolidar la red y asegurar nuestros estándares de calidad”.