La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa) y la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) han dirigido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedirle que se contemple expresamente a los talleres en el “Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, en el que, según afirman, “no se hace ni una sola referencia a la actividad de las empresas del sector”.

Ambas instituciones, que aplauden el programa de renovación del parque contenido en el plan, han pedido directamente la implicación de Pedro Sánchez al considerar que “los contactos reiterados y realizados hasta la fecha con distintos departamentos ministeriales, antes y durante la actual crisis producida por el Covid-19, y tendentes a pedir colaboración, presentar propuestas y ofrecer apoyo en el diseño y desarrollo de iniciativas relacionadas con el automóvil, no han tenido una respuesta adecuada a pesar de su amplia representatividad sectorial”. Cetraa y Conepa aúnan a 48 asociaciones de talleres, con 35.000 empresas, más del 80% del global del sector reparador.

Además, las patronales recuerdan que ya el mes pasado instaron al Gobierno a que se tuvieran en cuenta los servicios de reparación y mantenimiento de vehículos en las ayudas al sector del automóvil en su conjunto en el marco de la crisis sanitaria y económica producida por el Covid-19. “Sin embargo, la palabra 'taller' no se menciona ni una sola vez en el documento, mientras que sí se hace referencia, como 'partes' de ese universo de la automoción, al desarrollo de software y a las infraestructuras TIC y eléctricas”, señalan desde Cetraa y Conepa en un comunicado conjunto.

Igualmente, subrayan que “el taller es un elemento esencial y omnipresente en la vida de un vehículo” y recuerdan que el sector, formado mayoritariamente por micropymes y pymes, emplea a más de 150.000 personas y facturó por encima de 12.500 millones de euros en 2019, “con una contribución fundamental e imprescindible a la seguridad vial de los españoles”. Por ello, manifiestan su “preocupación por la nula referencia a sus propuestas en el plan”, entre ellas:

  • El apoyo al mantenimiento de vehículos ya en circulación como garantía de la seguridad vial y a su transformación mediante aplicación de tecnologías más eficientes, que ayuden a mejorar el nivel de emisiones.
  • Los aspectos relacionados con la formación, y muy especialmente la necesidad de fomentar la actualización continua y la puesta al día de los profesionales que trabajan en los talleres en un momento de transformación tecnológica profunda.
  • La necesaria ayuda a las inversiones de los talleres en herramientas y equipos tecnológicos, que permitan reparar a los nuevos vehículos, acelerar los procesos de digitalización y ayudar a las empresas a asumir los cambios del mundo de la conectividad.