La Confederación Española de Talleres (Cetraa) ha lanzado el proyecto IDEX - Libro Taller, realizado en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT). Se trata de la creación de una plataforma que permita la generación de un historial selectivo de reparaciones de vehículos, a partir de la información enviada a servidores de la DGT.

Esta información estará disponible en el Informe del Vehículo de la DGT, cuyo historial de reparaciones podrá, a su vez, ser consultado por los talleres a través de la propia plataforma, según destacaba durante la presentación a la prensa, el pasado 16 de marzo, Xavier Freixes, responsable del proyecto en Cetraa y miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación, que estuvo acompañado por Ana Ávila, secretaria general de Cetraa.

En virtud de un acuerdo de colaboración, el desarrollo técnico de la plataforma ha sido encargado a GT Motive, compañía especializada en software para el sector de automoción.

El proyecto está en fase piloto y en unas dos semanas comenzarán las pruebas con más de 50 talleres de las distintas asociaciones de Cetraa. A continuación, en tres semanas, comenzará la incorporación de datos al Servidor DGT. Tras el fin de la fase piloto de Cetraa, se ofrecerá el uso de la plataforma a las otras Confederaciones Estatales de Talleres y a talleres no asociados.

Los datos a tratar en la actual fase de pruebas afectan básicamente a elementos de seguridad: dirección, transmisión, sistemas de frenado, motor, chasis, estructura autoportante, airbags, neumáticos, estructura y refuerzos, sistemas de anclaje Isofix, cinturones de seguridad, reposacabezas y cambios de aceite. Además de la identificación del taller, se incorporará información de qué elementos son los afectados, la relevancia de la reparación (baja, media o alta), kilometraje y si el sistema afectado fue reparado o sustituido.

“La fase de pruebas piloto nos permitirá no sólo comprobar el correcto funcionamiento de la plataforma, sino también contrastar y aportar nuestra visión del proyecto”, indicaba Xavier Freixes. Aunque de momento será de carácter voluntario (posible obligatoriedad en el futuro), el propietario del vehículo podría exigir que el taller introduzca los datos de la reparación de su vehículo en el fichero del libro taller, ya que esta información afectará a su valor de venta.

“Fieles a nuestro compromiso y en pos de la seguridad vial, desde la Confederación hemos asumido la responsabilidad de posibilitar a todos los talleres españoles la prestación de este servicio”, añadía el responsable del proyecto, quien señalaba, además, que el coste para el taller será gratuito aunque tendrá un coste de alta administrativa de 20 euros (sólo una vez). Cabe destacar que si el sistema detecta un escaso envío de datos por parte del taller, bloquea al usuario, comunicándolo a la asociación para gestionar su restablecimiento o baja.

Tanto desde la DGT como desde Cetraa, se espera que la implementación de este sistema ayude a mejorar la seguridad vial por el incentivo que supone para el mantenimiento del vehículo el hecho de que su histórico aparezca en el Informe del Vehículo de la DGT y, en consecuencia, afecte a su valoración como vehículo de ocasión. Por otro lado, el proyecto IDEX (Incorporación de Datos de Entidad Externa) podría suponer un revulsivo en la lucha contra el fraude y los talleres ilegales al quedar registrados, entre otros, el taller reparador y el kilometraje.