El coche particular se posiciona como la opción de movilidad preferida tras el impacto del coronavirus, según una encuesta realizada por Motors.co recogida por Faconauto. Una cuarta parte de los consumidores preguntados (28%) han consultado el mercado para comprar un automóvil porque quieren evitar el transporte público.

Además, un 77% de los compradores asegura que sus planes de compra de un automóvil no se han visto afectados tras el impacto de la pandemia, mientras que el 12% de los encuestados que no planeaba comprar un automóvil antes del confinamiento ahora busca activamente realizar una compra.

Desde el punto de vista del precio, los datos de Motors.co muestran que la mayoría de los compradores (82%) planea gastar lo mismo en un vehículo independientemente de la crisis de la Covid-19. Por su parte, el 11% dijo que gastará menos en su compra ya que optará por un coche más pequeño debido a las incertidumbres laborales y económicas.

Según explican desde Mostors.co, “con más de una cuarta parte de los compradores planeando comprar un automóvil como alternativa al transporte público, los concesionarios deben prepararse para un nuevo tipo de cliente. Algunos compradores serán incluso primerizos que buscan coches para los que no necesariamente tienen un presupuesto fijo”.