En julio entraba en vigor la Ley 2/2012 de Dinamización de la Actividad Comercial en la Comunidad de Madrid, que permitía la libertad de horarios en los comercios de la Comunidad. Desde Posventa.info planteamos a las distintas asociaciones sectoriales que valoraran la medida, en un contexto en el que los negocios han perdido muchos puestos de trabajo y se están asumiendo pérdidas en las cuentas de resultados.

En el caso de los talleres, Asetra planteó una consulta a la Dirección General de Comercio sobre cómo afectaba dicha normativa al sector de los talleres, consulta que fue respondida señalando que la actividad de los talleres es industrial y no comercial, por lo que "nunca ha estado sujeta a limitación específica en materia de horarios comerciales". Las implicaciones de esta respuesta suponen para el taller potestad de apertura de sus instalaciones con libertad de horario comercial, así como en festivos.

Por su parte, desde Ancera, su presidente Miguel Ángel Cuerno se mostró muy duro con una norma "que no viene a cuento, que nadie ha pedido y que no tocaba sacar ahora, ya que actualmente existe un equilibrio comercial entre pequeños comercios y grandes superficies". Cuerno valoró que, sin duda, significará una masiva destrucción de empleo y el cierre de decenas de miles de comerciantes en España".

Por su parte. La patronal madrileña de los recambistas, Amarauto, añadió que los más afectados por la medida serán los neumatiqueros, por la competencia de autocentros e hipermercados que sí abren de forma prolongada. Su secretario general, Pedro Espinosa, señaló, además que hay que tener en cuenta también "el costo laboral, ya que el convenio colectivo marca un precio superior para las horas extra del personal, y más si trabajan en domingos y festivos".

En posición antagónica se sitúan Faconauto y Ganvam. Desde Faconauto explican que tener un concesionario abierto "supone un gasto que el empresario debe valorar. No parece que la mayoría de los concesionarios no se vayan a acoger a la posibilidad de ampliar sus horarios de apertura, especialmente aquellos que venden vehículos dirigidos a un público masivo. Otro caso es el de las marcas de alta gama en que pueden plantearse ajustar sus horarios al interés de sus clientes.

Desde Faconauto consideramos que, en principio, los concesionarios no venderán más por abrir más horas o más días".

Por otra parte Ganvam considera positiva la medida de libertad de horarios que permite ampliar la oferta de exposición y, de este modo, empujar unas ventas que han caído más de un 50 % desde el año 2007. Esta reflexión se basa en que, en las ferias del automóvil, el grueso de las operaciones y de las visitas se concentra en los domingos. El problema puede venir de la mano de los aspectos laborales y económicos que puede plantear un cambio de horarios o la necesidad de contar con más personal.