El Foro VO y Posventa trató de abordar en una de sus mesas redondas la satisfacción del cliente digital, el cliente más empoderado de la historia, y cómo seducir y fidelizarlo en la venta de vehículos y su posterior posventa. Moderada por José Ignacio Arroyo (gerente de Arroyo Auto y presidente de Asboc), contó con la presencia de Borja Badiola, director general de Carwow; Francisco Cervi, CEO de Crestanevada Automoción; Raúl González, consultor en Media Mobility; Eduardo López, director Industria Automoción Banco Santander y Pedro Sanz, CEO de Autingo.

Badiola destacó en su intervención que este tipo de cliente “ya no busca la oferta más barata, pero sí valora la localización del concesionario, la experiencia de compra y la relación con el vendedor. Por su parte, Raúl González hizo hincapié en el servicio como principal medio de satisfacer un cliente que utiliza Internet cada vez más para buscar cómo satisfacer sus necesidades cotidianas. También señaló que, en el caso del taller multimarca, “es una empresa pequeña, que no tiene medios para integrar esta digitalización y uso de herramientas digitales. Sería estupendo que pudiese contar con herramientas que unificaran todo el proceso, pero sería aún más estupendo hablar con esos propietarios y señalarles que el cliente digital impacta en su modelo de negocio, que ya no le va a servir con su cliente de proximidad”.

Por su parte, Pedro Sanz señaló que el cliente digital “no es un cliente distinto, sino un estado distinto del cliente. Es un usuario informado, que quiere todo ya. Que espera que le satisfagan. Y satisfacer al cliente digital no requiere hacer muchas cosas especiales, sino hacer lo que lleváis haciendo muchos años, reparar su coche bien, atenderle bien, darle servicio. En este negocio siempre hay una parte offline y el reto de la satisfacción del cliente digital es más sencillo de lo que pensamos”, comentó.