El VIII Congreso de Andel también contó con las ponencias de José Manuel García Margallo, exministro de Asuntos Exteriores, quien habló de la situación política internacional y el entorno socioeconómico; y Vicente del Bosque, exseleccionador nacional de fútbol campeón del mundo, habló de la gestión de equipos, destacando la importancia de aspectos como la fortaleza emocional, la necesidad de líderes morales, de compromiso con la sociedad, del respeto, la pasión y la inspiración.

Tras ellos, Fernando López, CEO de Gipa, apuntó algunas tendencias en el sector, como la bajada de las ventas en vehículos diésel o las matriculaciones de coches con energías alternativas. En cuanto a la evolución del coche alternativo (no gasolina ni diésel), “vamos al ritmo del resto de Europa, con crecimientos del 64% los eléctricos, un 42% los híbridos y un 21% los GLP. Pero su peso en el parque es residual, “el eléctrico solo supone el 0,12% del parque y la mayor parte de las matriculaciones son de las administraciones y entidades de carsharing, no de particulares. El peso de las energías alternativas lo lleva el híbrido. Así que el impacto del eléctrico en posventa es mínimo”.

López definió algunas barreras a la compra del coche eléctrico: precio, dificultades de carga y poca autonomía. “Como mucho, los coches con energías alternativas supondrán en 2023 un 6% del mercado. Así que tranquilidad”, comentó el ponente. Y también alertó del crecimiento del parque de más de 15 años, que en menos de cinco años supondrá más de un tercio del mercado, y eso sí tiene impacto en la posventa, “porque los coches más viejos no son los que más dinero gastan”.

López habló de la dificultad principal de las tiendas: aumento de referencias y equipamiento de la tienda y el almacén, esto es, el parque se está diversificando y la tienda no tiene espacio para todo, en un entorno en que el stock será cada vez más complejo. “Si no gestionas bien el stock, tendrás inmovilizado una gran cantidad de dinero que te puede llevar a la ruina”, vaticinó.

El CEO de Gipa habló también de la concentración de la distribución en Europa, que no ha llegado a España. Una de las causas es la rapidez en el suministro: un 89% de los pedidos se suministran en menos de cuatro horas; es un dato muy diferente al de Alemania (un 44%) Francia (un 29%) o Italia (un 10%). De hecho, en España, el 64% se suministra en menos de una hora. Eso tiene un coste logístico enorme. “A veces, el distribuidor se tiene que parar a ver dónde llega, a quién sirve y qué les sirve”, comentó. En España sí ha habido concentración local. Y cada vez hay y habrá más tiendas integradas en un grupo (son ya un 58% en 2019 frente al 50% en 2014).

Fernando López se aventuró a realizar una previsión de la posventa, en la que las entradas a taller crecerían un 2,6% y el mercado crecería un 8,8%, aumentando el negocio en coches de más de 15 años y en los más nuevos. Si no hubiera inflación, el mercado de la posventa crecería sólo un 1,8%. “Tenéis que cuidar vuestros costes, precios de venta y márgenes: el mercado es muy plano y no os va a dar nada. Si no lo hacéis, tendréis problemas”, recalcó.