El impuesto que grava al gas fluorado 134a en las sustituciones de carga de los equipos de aire acondicionado y climatización de los vehículos automóviles, expone Conepa en su portal web, se mantendrá sin cambios en su importe durante 2016, tras la aprobación de una enmienda a la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

 

El Partido Popular, autor de la propuesta, la presentó en base a "la inexistencia de gases sustitutivos igual de eficientes y menos nocivos para la atmósfera", informa el Área de Medio Ambiente de Conepa, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción.

En principio, en 2016 finalizaba el régimen transitorio por el que se han aplicado reducciones a la tasa íntegra del impuesto (26 euros/kilo) durante los años 2014 (8,58 euros/kilo) y 2015 (17,16 euros/kilo), en base al Real Decreto 1042/2013 de 27 de Diciembre, que aprobaba su Reglamento regulador. En él se desarrollaba el artículo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, que creó el Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero.

Las entidades integradas en Conepa están informando de ello a sus talleres y recordándoles, por tanto, que la tasa actual (17,16 euros/kilo) continuará aplicándose también en 2016.