La Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) se ha dirigido al servicio competente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) para peguntar por la situación en 2017 del pago del impuesto que grava el gas fluorado 134a, el más utilizado en las cargas de los equipos de climatización de los vehículos.

La Ley 16/2013, que implantó determinadas medidas en materia de fiscalidad medio ambiental, creó en su artículo 5 el Impuesto de Gases Fluorados. En el punto 18 del artículo se establecía, en concreto, un régimen transitorio de los tipos impositivos (26 euros/kilo para el gas 134a) para los ejercicios 2014 y 2015, de forma que, durante el primero, la cantidad a abonar por tal concepto quedó fijada en 8.58 euros/Kg y, en el segundo ejercicio, en 17,16 euros/Kg.

Conepa recuerda que el tipo impositivo debía comenzar a aplicarse en su totalidad (26 euros/kg) en 2016 pero, debido a la falta de existencia de un gas sustitutivo con menor potencial de calentamiento, la autoridad competente decidió mantener el régimen transitorio y la misma cantidad correspondiente a 2015 durante el nuevo ejercicio.

A dos meses de que finalice el año y con el objetivo de informar a sus asociados, la Federación Española pregunta ahora al Magrama “si, para 2017, el régimen transitorio se va a prorrogar un año más o si habrá ya que abonar el impuesto en su totalidad”.