La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha identificado al propietario de un taller como responsable del vertido de gran cantidad de neumáticos en el monte de Vilamateo, en Vilarmaior. Los hechos generaban un alto riesgo sobre el medio ambiente, además de producir un incendio forestal, recoge La Voz de Galicia.

Un colectivo de la zona denunció el vertido y la investigación permitió dar con un taller clandestino en Betanzos (A Coruña). El Seprona levantó denuncia por la incorrecta gestión de los neumáticos y se puso en conocimiento de las autoridades competentes la situación del taller. Por su parte, el responsable de estos hechos procedió de forma inmediata a la retirada de los residuos.