La Guardia Civil informa que ha impuesto una denuncia contra el propietario de un taller mecánico ilegal ubicado en una parcela del polígono industrial de Sant Llorenç de la Muga (Girona), donde operaba desde una tienda de campaña y una caravana.

La investigación arrancó cuando agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Figueres tuvieron conocimiento de la existencia de este negocio, que actuaba además como punto de tratamiento de residuos.

El pasado 15 de junio, la Guardia Civil comprobó que, en una zona forestal, se hallaban diversos vehículos para desguace, así como una tienda de campaña rudimentaria en cuyo interior se guardaban herramientas para el mantenimiento de automóviles.

Junto a ello, los agentes encontraron una pila de neumáticos usados sin ningún tipo de protección, por lo que contactaron con el arrendatario de la parcela, un ciudadano extranjero afincado en Sant Llorenç de la Muga que carecía de autorización para esta actividad profesional ni para tratar y almacenar residuos.

En el interior de una caravana aparcada en la zona se encontró aceite de motor usado y cables conectados a la red que tocaban directamente el suelo con el riesgo de provocar un cortocircuito y prender fuego a la maleza.