La Unión de Consumidores y el Gremio de Talleres han denunciado ante la Autoridad Catalana de la Competencia un supuesto acuerdo de las aseguradoras que limita las indemnizaciones a las que tienen derecho los conductores que, sin culpa, sufren daños en su vehículo en un accidente.

Según las entidades denunciantes, este acuerdo de las aseguradoras "se aplica sistemáticamente" y rebaja la indemnización por la reparación del automóvil a una cuantía inferior al precio real del arreglo de los daños sufridos.

El Gremio de Talleres de Reparación de Automóviles de Barcelona califica esta práctica de "abusiva", ya que en los casos de siniestro total las compañías no indemnizan al afectado por la totalidad del daño causado, sino por el valor venal del vehículo, que es el importe que obtendría el propietario si lo vendiera.

El gremio subraya que esta práctica influye también en el mercado de posventa, ya que "reduce o excluye la posibilidad de reparación de vehículos perfectamente hábiles para circular".

Los mecánicos sostienen que el sistema de valoración de los daños está "pervertido", ya que los peritos que evalúan el estado del vehículo accidentado son de la misma compañía aseguradora del perjudicado.

Datos del gremio aseguran que sólo en la provincia de Barcelona se dan cada año más de 7.000 casos de este tipo, lo que supone aproximadamente 10 millones de euros que los conductores perjudicados no reciben por la debida reparación de sus vehículos.

Tanto el Gremio como la Unión de Consumidores de Cataluña esperan que su denuncia sirva para que las autoridades en materia de competencia obliguen a las aseguradoras a renunciar a esta práctica.