Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre en Vilablareix (Girona) como presunto responsable de un taller ilegal de reparación de automóviles, por lo que ha sido denunciado por realizar una actividad sin permisos administrativos, mala gestión de residuos y por vertidos en un pozo, informa el periódico Abc citando fuentes de Efe.

Los hechos se remontan al pasado 23 de octubre cuando una patrulla de la unidad de Medio Ambiente de Girona observó cómo una grúa que transportaba un vehículo se dirigía a una masía abandonada. Los agentes realizaron una inspección de este edificio y del terreno adyacente, comprobando que el espacio acogía un taller mecánico.

Los Mossos observaron que había ocho vehículos más en el patio, algunos en fase de reparación y otros pendientes, así como una acumulación de residuos en el interior de un pozo y repartidos por todo el entorno. Constatado que el taller también carecía de autorización administrativa ni reunía garantía ambiental alguna, los agentes procedieron a denunciar al responsable, un hombre de 39 años y nacionalidad marroquí.