La Ertzaintza ha detenido a tres personas e incautado 150 gramos de cocaína, 14.000 euros y un vehículo en una operación antidroga llevada a cabo en la localidad vizcaína de Barakaldo. Los detenidos empleaban el taller mecánico en el que trabajaban para realizar las ventas de droga.

 

La operación fue realizada el pasado viernes por agentes del Servicio de Investigación Criminal Territorial de Vizcaya, en colaboración con agentes de la Ertzain-etxea de Sestao y miembros de la Unidad Canina de la Policía autonómica.

Los agentes venían realizando desde unos meses atrás una vigilancia sobre un taller mecánico sito en la Avenida Miranda de dicha localidad. Según las informaciones que se manejaban, los titulares de este local estarían aprovechando su condición para hacer transacciones de cocaína, en cantidades de 50 a 100 gramos, a otros traficantes minoristas.

El modus operandi utilizado para la venta de las sustancias consistía en introducir el vehículo del comprador en el taller y, aprovechando la condición de establecimiento público, introducirse el comprador y el supuesto mecánico en el vehículo con un ordenador, simulando hacer un chequeo del automóvil.

Mientras ambos se encontraban en el interior del coche se producía el intercambio de dinero por la sustancia. Los agentes también observaron que los trabajadores del taller salían frecuentemente al exterior, realizando una búsqueda activa de cualquier vigilancia a la que pudieran estar sometidos.

Los detenidos, de 29, 35 y 39 años, han sido imputados como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y de robo de uso con fuerza en las cosas de vehículo a motor. Uno de ellos asimismo ha sido imputado por un delito de atentado, tras intentar atropellar con su coche a uno de los agentes que participaba en su detención.