El primer proyecto de economía circular surgido desde las redes de distribución españolas está ya está en fase de pruebas. Se trata de Ecoredes.es, que permite a los concesionarios, de forma online, solicitar a los desguaces la retirada del vehículo para proceder a su baja definitiva en la DGT, tramitar el certificado de destrucción ante la Consejería de Medio Ambiente correspondiente, su descontaminación y, finalmente, la reutilización de piezas para su uso en el mercado de segunda vida.

“La economía circular es una estrategia que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos, cerrando los flujos económicos y ecológicos de los recursos”, destacan desde Faconauto, impulsora del proyecto junto con el Grupo Proassa, como operador del servicio, y Azeler, como socio tecnológico.

Ecoredes se compone detres servicios clave para los concesionarios: un buscador de recambio recuperado certificado conforme al Real Decreto 20/2017, la trazabilidad online de los vehículos al final de su vida útil, con indicación del cumplimiento de las obligaciones medioambientales, y un buscador de recambio original que interconecta los almacenes de los concesionarios adscritos.

El proyecto plasma el compromiso de los concesionarios con el medio ambiente a lo largo de toda la vida útil de los vehículos, ya que se garantizará la trazabilidad de los coches a achatarrar, mostrándose en todo momento el porcentaje de residuos descontaminados sobre el peso total del vehículo, el porcentaje de piezas preparadas para la reutilización, así como el de valorización.

El sistema, que estará plenamente operativo a partir del próximo 5 de septiembre, permite al concesionario obtener de manera telemática la baja de la DGT del vehículo a achatarrar, así como el certificado de destrucción. De esta manera, se aceleran los trámites de gestión con el titular del vehículo y también con las instituciones públicas, en el caso de que se ponga en marcha un plan de renovación del parque.

Ecoredes también supone un avance concreto en la digitalización del sector, ya que consigue integrar y conectar a la red de concesionarios con los desguaces adscritos a la Asociación Española para el tratamiento medioambiental de los vehículos fuera de uso (Sigrauto) y a los talleres en un único entorno tecnológico.