Según la encuesta realizada por el Observatorio Español de Conductores DUCIT, elaborado por el RACE, a más de 3.200 automovilistas,el 24% de los usuarios no revisa el coche con la frecuencia recomendada por el fabricante, un 1,8% de usuarios reconoce no revisarlo nunca, lo que significa que más de 600.000 vehículos estarían circulando en malas condiciones.

Según la encuesta realizada por DUCIT, el 24% reconoce retrasar los intervalos de mantenimiento por encima de lo recomendado por el fabricante, lo que incluye la revisión periódica de seguridad, niveles y mecánica, garantizándose el buen estado del vehículo y su correcto estado de circulación. Si tenemos en cuenta el parque español, más de 7 millones de vehículos estarían circulando con un mantenimiento incorrecto, de los cuales, casi 600.000 no han sido sometidos a revisión por parte de sus propietarios, lo que puede incidir en un preocupante aumento del riesgo, sobre todo cuando sometemos el vehículo a un esfuerzo como el que se produce en el periodo estival.

Si bien es cierto que todos los indicadores señalan un crecimiento económico y una salida de la crisis, los datos del Observatorio DUCIT señalan que el impacto de la mejora económica no se ha dejado sentir en el presupuesto destinado al mantenimiento y al uso del vehículo. El 43% de los conductores afirma que ha reducido mucho o bastante el gasto en peajes, frente al 42% del año anterior; le sigue el gasto en limpieza del vehículo, que se ha visto reducido de un 32% en 2015 a un 39% en 2016, y las reparaciones no urgentes (de un 32% a un 38,5%).

Respecto al mantenimiento, el 19% de los conductores reconocen que las revisiones las realizan con menor frecuencia de lo que indica el fabricante, aunque la mayoría (siete de cada diez) siga sus sugerencias. Sin embargo, casi un 2% de los conductores, es decir, casi 600.000 vehículos circulan sin haber pasado ningún tipo de mantenimiento.

Por otra parte, y en cuanto al lugar que eligen los automovilistas para realizar estas tareas, el taller oficial de la marca es elegido por el 32%, mientras el 42% elige un taller de barrio y el 16% un taller perteneciente a una cadena.

El argumento principal para no acudir a un taller de la marca para hacer las revisiones es mayoritariamente el precio: el 78% consideran que hacer la revisión en otro taller es más económico. En bastante menor medida que este argumento económico, el 26% esgrime la confianza que le inspira el taller al que lo lleva y el 17% la lejanía a un taller oficial de la marca.

La presión de los neumáticos es el aspecto del mantenimiento del coche que se vigila con mayor frecuencia: el 28% lo hace todos o casi todos los meses, aunque cae en tres puntos respecto al año anterior, mientras que un 12,6% de los usuarios revisa muy poco o nada la presión de las ruedas. Por el contrario, los conductores reconocen que lo que menos revisan, con intervalos de inspección por encima de los dos años, es el estado y reglaje de las luces y el nivel del líquido de frenos, con un 21,8% y un 21,7%, respectivamente.