El 67,6% de los conductores opina que la nueva medida anunciada por la Dirección General de Tráfico, en la que se avisará de la presencia de todos los radares fijos y móviles situados en la vía, ayudará a mejorar la seguridad vial.

 

Estos datos se desprenden de una encuesta realizada por AutoScout24, la consultora europea especializada en automoción, en su página de Facebook, donde cuenta con casi 60.000 seguidores y, según la cual, poco a poco los conductores se han concienciado de la necesidad de cumplir con los límites de velocidad.

Estos resultados constatan cómo los radares y las diferentes campañas realizadas por la DGT y las administración pública han ejercido un importante efecto disuasorio en el conductor, puesto que dos tercios señala que la presencia de radares le ayuda a no superar los límites de velocidad, aunque el resto sigue circulando a una velocidad superior cuando ningún radar acecha.

Por otra parte, el 64,7% de los encuestados por la plataforma internacional consideran que el efecto de esta medida en las carreteras convencionales, las que más accidentes de tráfico soportan, es positivo para la seguridad vial.

No obstante, el 29,4% cree que no es suficiente ya que el firme no está bien conservado, mientras que el 5,9% cree que el verdadero problema es que hacen falta más radares en estas vías.