El Ayuntamiento de Madrid, gobernado ahora por Ahora Madrid, ha tomado la determinación de incluir a las motos entre los vehículos contaminantes, lo que hará que se vean afectados en las próximas semanas por las medidas de restricción de tráfico previstas para frenar la alta contaminación existente en la ciudad.

 

Ana Botella, anterior alcaldesa de la urbe madrileña, eximió a las motocicletas de la prohibición de circular en los días con peor calidad del aire. Pero la nueva concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, no considera "lógico" salvaguardarlas de esas restricciones cuando "emiten lo mismo o más que los coches de gasolina".

Les adjuntamos íntegro el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo - publicado en la web madrid.es -, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en su artículo 7 atribuye a los municipios, entre otras competencias, la de ordenación y control del tráfico en las vías urbanas de su titularidad.

También la regulación mediante Ordenanza Municipal de Circulación, de los usos de las vías urbanas haciendo compatible la equitativa distribución de los aparcamientos entre todos los usuarios con la necesaria fluidez del tráfico rodado y con el uso peatonal de las calles; el cierre de las vías urbanas cuando sea necesario y la de restricción de la circulación de determinados vehículos en vías urbanas por motivos medioambientales.

Recordemos que en julio de 2014 Botella anunció la elaboración de un protocolo de actuación para casos de alta contaminación. Madrid supera el máximo legal de dióxido de nitrógeno fijado por la Unión Europea en 2010, y se arriesga a una multa millonaria, que se suma a las graves repercusiones sanitarias. El dióxido de nitrógeno proviene fundamentalmente del tubo de escape de los vehículos de gasóleo.