El Banco Popular ha llegado a un acuerdo con Aurgi mediante el que ofrecerá productos y servicios financieros, en condiciones ventajosas, a los empresarios interesados en instalar tiendas-taller de mecánica rápida Aurgi en régimen de franquicia.

Las previsiones del Banco Popular apuntan a los 15 millones de euros en financiación. Cifra a la que podrían sumar las cantidades derivadas de la venta cruzada de productos a los más de 300 trabajadores que emplearán los talleres creados con esa financiación.

Este acuerdo impulsa el plan de expansión de Aurgi, que contempla franquiciar un máximo de 50 establecimientos en tres años, con lo que tendrá presencia en todas las ciudades de España donde la compañía no está establecida.

Plan de expansión para el que busca franquiciados entre los concesionarios de automóviles. Empresarios con experiencia en la posventa del automóvil que vienen de pasar muy malos momentos en su alianza con los fabricantes. Dentro de este grupo Aurgi busca un perfil determinado: concesionarios de tamaño medio (entre 600 y 1.000 metros cuadrados), en ubicaciones con visibilidad y gran flujo de tráfico rodado. Para ellos estima una inversión de unos 50.000 euros para la adecuación del local, la adquisición de maquinaria y el stock. Aurgi establece un canon de entrada de 30.000 euros sin royalties sobre las ventas.

Aurgi potencia su apertura de franquicias en las áreas geográficas españolas donde no cuenta con presencia hasta alcanzar la meta de 100 establecimientos en 201. De estos 100 centros, la mitad serán propiedad y la otra mitad serán franquicias.