Todo parece indicar que el escándalo de los motores diésel manipulados de Volkswagen tendrá también consecuencias negativas para la marca Seat, pues la filial española del grupo alemán montó más de medio millón de esos propulsores en sus vehículos desde 2009, según fuentes vinculadas a la empresa.

 

La firma admite haber "equipado también los motores EA189 del Grupo Volkswagen en algunos de sus vehículos", pero evita confirmar o desmentir la cifra. La marca se aferra a los comunicados de su matriz y solo mantiene una cifra oficial: los 11 millones de coches afectados.

Los motores montados por la compañía serían los mismos que los utilizados por Volkswagen y Audi en Estados Unidos y que ahora están en el origen de la investigación. Los fabricaba el consorcio alemán en sus factorías especializadas y se los vendía a sus diferentes filiales.

Seat los habría montado, especialmente en su planta de Martorell (Barcelona), en los vehículos comercializados hasta este año con el mismo sistema informático que reducía las emisiones contaminantes durante los controles de los reguladores.

La marca ha querido también recalcar que los modelos que están actualmente a la venta ya no los montan. "Todos los vehículos nuevos vendidos por Seat en la Unión Europea equipados con los motores EU 6 cumplen, sin excepción, los requisitos legales y las normas medioambientales".

Recordemos que el pasado ejercicio Seat comercializó un total de 378.586 vehículos y en los últimos seis años ha vendido en torno a los dos millones de vehículos, sumando los de motor de gasolina y diésel.

En España vende en torno al 17% de sus unidades, un mercado en el que es la segunda marca con más éxito de ventas, justamente tras Volkswagen.