El mercado de turismos en julio experimentó un crecimiento del 14,8%, con un total de 75.024 matriculaciones, impulsado por la finalización del Plan Pive 2. Del mismo modo, en el período acumulado enero‐julio el mercado registró un total de 461.382 matriculaciones, con un descenso acumulado del 2,1%. Hay que destacar el fuerte y constante incremento del canal de particulares que creció un 30,4%.

El Plan Pive 3, de reciente estreno, permitirá mantener el ritmo del mercado y batir las previsiones iniciales, superando las 700.000 unidades. Una de las claves del éxito de este tipo de planes está siendo la gestión de los fondos, llevada a cabo por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). La transición entre ambos Plantes ha sido un ejemplo de esta buena gestión, para proseguir el ritmo por encima de las 1.500 reservas diarias.

Además de dinamizar el mercado, el Pive 3 tendrá unos efectos sociales importantes, al retirar vehículos muy antiguos de la circulación, proporcionando más seguridad a nuestras carreteras y menores emisiones a la atmósfera.

Se estima que podría alcanzar unos ahorros de combustible de unos 30 millones de litros, el equivalente a 39 millones de euros y cerca de un ahorro de 116.000 toneladas de CO2. Otro de los efectos importantes del Plan Pive 3 será la generación de actividad económica, que se estima en unos 800 millones de euros.

Por canales, destaca el pronunciado descenso del canal de empresas, que un mes más vuelve a caer un 13,9%, con un total de 18.636 matriculaciones. En el período enero‐julio, presentó un descenso del 21,5%, con un volumen total de 113.539 unidades.

Mientras, el canal de particulares registró un incremento del 30,4 % en el mes de julio, con un total de 44.044 unidades. En el período acumulado, este canal refleja el empuje del Plan Pive, con un total de 226.494 unidades y un incremento del 10,4%.

Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, asegura que "el Pive 2 ha devuelto la confianza al mercado, especialmente al de particulares y familias. El buen dato de las matriculaciones del mes de julio confirma esta tendencia".

"Estos cuatro meses seguidos de crecimiento en las operaciones que hacemos los concesionarios han conseguido revertir la situación de muchos puntos de venta, que verdaderamente vivían pendientes de un hilo", agregó.

Para Roura, la llegada del Pive 3 da la posibilidad de encarar la recta final del año con más confianza y optimismo, sabiendo que nuestra actividad comercial seguirá en esta dinámica tan positiva, ya que generará una demanda añadida de unos 26.000 vehículos con la que no contábamos.

En este sentido, en palabras del dirigente, "ha sido fundamental la rapidez con la que Gobierno e IDAE han puesto en marcha la renovación de los incentivos a la adquisición de vehículos eficientes, tal y como pedimos los concesionarios, lo que ha permitido que las ventas no se pararan en julio, un mes estacionalmente clave para nuestras empresas".

"El Pive 3 nos asegura que vayamos a rebasar con holgura las 700.000 matriculaciones este año, el 55% de las cuales las harán los concesionarios", concluyó.