Anfac, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, se congratula por la iniciativa del Gobierno de incluir una dotación económica de 175 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2015 ligados al Programa Pive.

 

Este nuevo impulso dinamizador del Ejecutivo contribuirá a una mayor dinamización del consumo privado y a generar más confianza en la economía española.

Además, el efecto de incrementar la recaudación del Estado impulsará la consecución del objetivo del Gobierno de incrementar la recaudación fiscal, con el fin de aumentar los ingresos del Estados.

El Plan Pive, recordemos, es una herramienta eficaz de recuperación económica, al mismo tiempo que también contribuirá a generar más empleo en las redes de concesionarios.

Asimismo, y debido al efecto transversal del sector del automóvil, tendrá un impacto muy positivo en la actividad económica española. Se calcula que el nuevo Plan Pive tendrá un impacto económico de 1.980 millones de euros.

Este Plan para 2015 se produce en un momento propicio también para las factorías españolas, coincidiendo con la salida de las líneas de producción de nuevos modelos adjudicados recientemente.

Anfac confía que, dado que el actual Plan Pive se agotará antes de final de año, se pueda articular una extensión del mismo para acabar este 2014.