Manu Ayerdi Olaizola, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, ha recibido la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción de manos de José Portilla, director general de Sernauto, y Arancha Mur, directora del Área Económica y Logística de ANFAC, quienes le han trasladado las principales conclusiones.

En la reunión también ha participado Pilar Irigoyen, directora gerente de Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra); Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra; y Javier Belarra, en representación de la Asociación Clúster de Automoción de Navarra (ACAN).

La Agenda Sectorial, elaborada por ANFAC, Sernauto y KPMG, es un documento fruto de la colaboración público-privada que incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar, aún más, la industria de automoción. En este sentido, se proponen “20 medidas para 2020”, dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad. Estas medidas están contempladas dentro de siete líneas de acción prioritarias para esta industria: productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I D i; capital humano; internacionalización y regulación.

La consecución de las medidas y objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española. Se estima que la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efector impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos.

El vicepresidente Manu Ayerdi ha incidido en la importancia estratégica del sector de la automoción para la Comunidad Foral, un sector que se enmarca dentro de la Estrategia de Especialización Inteligente como uno de sus ejes prioritarios. “Además de otras iniciativas, estamos impulsando a través de la plataforma Naveac y de la mano de agentes privados la transición y el reto del vehículo eléctrico, autónomo y conectado”. El impulso del vehículo eléctrico es el primero de los 24 retos que Navarra ha planteado dentro de la S3 y, para desarrollarlo cuenta con colaboración público privada de Sodena y ACAN.

Por su parte, José Portilla ha resaltado la contribución de la industria de componentes para automoción a la economía y sociedad española, generando más de 343.500 empleos directos e indirectos. “Hay Comunidades Autónomas donde el peso de los proveedores es muy significativo, como es el caso de Navarra, donde supera el 24% del empleo industrial. Esta es una de las razones por las que resulta importante seguir promoviendo medidas que sirvan para mejorar la competitividad de nuestras empresas”.

Para Arancha Mur, el sector se enfrenta a grandes retos de futuro en cuanto a entorno de fabricación y tipología de vehículos. “La industria tiene que estar preparada para seguir optando a la fabricación de nuevos modelos. Es crucial aprovechar el corto y medio plazo para anticiparse al entorno disruptivo al que nos enfrentamos. En los próximos 18 meses se va a producir una oleada de asignaciones de nuevos modelos y tenemos que estar presentes como una opción atractiva para asegurar, no sólo el futuro del sector, sino el propio porvenir industrial de la economía navarra y española. Estoy convencido de que la Agenda Sectorial es una buena hoja de ruta para mejorar nuestra competitividad y seguir siendo atractivos como lugar para invertir”.

Navarra representa una cuarta parte del PIB industrial, que a su vez representa el 29% de su PIB regional. El sector cuenta con una planta de fabricación de vehículos, más de 100 empresas proveedoras y un centro de I D i especializado en automoción. El sector genera un volumen de negocio de 5.100 millones de euros y emplea a 12.000 trabajadores directos.