El Gobierno comunicó a la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) que libera desde hoy lunes los fondos de 175 millones de euros correspondientes a la extensión del Plan Pive 6 y al 7 que han sido adelantados por los puntos de venta.

 

El presidente de Faconauto, Jaume Roura, indicó que tras la presión de la patronal, el Gobierno ha decidido empezar a pagar a los concesionarios el dinero adelantado correspondiente a la parte del Ejecutivo del Plan Pive, ya que de los 2.000 euros de las ayudas, 1.000 euros son del fabricante y los otros 1.000 euros de fondos públicos, que fueron anticipados por los concesionarios.

Roura, que quiso agradecer la labor del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), explicó que la intención de la Federación era que el Gobierno depositara el dinero para que pudiera ser entregado a los puntos de venta y señaló que se han comprometido a iniciar los pagos desde el próximo lunes.

El máximo responsable de la organización aseguró que con esta decisión el Gobierno únicamente está cumpliendo con su obligación y con las compromisos adquiridos, al igual que hacen todos los contribuyentes, pero, en este caso, sin pagar intereses ni asumir sanciones.

En este sentido, Roura apuntó que la liberación de los 175 millones de euros retenidos supondrá un balón de oxígeno para la red comercial, aunque destacó que los concesionarios, en muchos casos, han tenido que pedir financiación para poder realizar dichos adelantos, lo que les conlleva una media de entre 40 y 50 euros de intereses, que no recuperarán.