El Gremio Segoviano de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Gestraa) celebró recientemente su asamblea general ordinaria, en la que se aprobaron las cuentas del pasado ejercicio y el presupuesto de 2015.

 

La patronal denunció una vez más que la economía sumergida en el sector, que alcanza porcentajes de entre el 20-25% del total, continúa siendo motivo de preocupación tanto en la reparación como en los recambios.

Apuestan asimismo por la creciente colaboración con las administraciones y con los propios consumidores, concienciados por la falta de garantías y los riesgos para la seguridad vial. Se han producido avances, apuntan, pero se pide más contundencia a la hora de perseguir la competencia desleal.

El gremio también insiste en los últimos meses en concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de las labores de mantenimiento y las reparaciones como elemento fundamental para la seguridad vial.Y, por supuesto, que se realicen en talleres legales.

En cuanto a la normativa, Gestraa pide racionalización y coherencia, así como la necesaria coordinación entre las distintas administraciones para reducir el número, disminuir su complejidad y, en algunos casos, eliminar contradicciones que complican la gestión diaria de las empresas.

Está previsto planificar acciones para mostrar a los asociados medidas que incrementen la competitividad de los talleres, como la automatización de procesos que ahorren coste y tiempo en las reparaciones, la mejora de la atención y la utilización de herramientas eficaces.