El Hennessey Venom GT marcó recientemente un nuevo récord mundial, al pasar de 0 a 300 km/h en tan solo 13,63 segundos, y al hacer el recorrido de 0 a 200 mph en tan solo 14,51 segundos.

El coche deportivo también alcanzó los 435 km/h, lo que hace que sea el más rápido del mundo, destrozando al veloz Bugatti Veyron Super Sport de 2010.

La prueba se realizó en la pista de aterrizaje del Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida).

A la conclusión de la misma, los ingenieros de la marca aseguraron que el coche tenía aún más potencial, pero la pista les quedó corta.

[iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/W1_PAZaNG7s" frameborder="0" allowfullscreen ]