En el mercado nacional operan más de treinta marcas de vehículos. Sin embargo, los españoles siembre hemos visto con buenos ojos aquello que existía más allá de nuestras fronteras, y fueron muchos los que se aventuraron a buscarlos e importarlos.

 

De esta manera, encontramos en nuestras calles un gran número de turismos y todoterrenos que se pueden considerar 'rara avis' por la escasez de modelos similares en nuestro país. Los vehículos, sin embargo, no son para toda la vida, y un importante número están disponibles hoy día en el mercado de segunda mano y en la versión española de AutoScout24, el mayor mercado de VO de Europa.

Son ya varios los años en los que las marcas chinas 'amenazan' con entrar en el mercado europeo, aunque no terminan de desembarcar. Nombres como Brilliance, Chery, Great Wall o Lifran pronto serán habituales en la prensa especializada, pero los más avezados ya se pueden hacer en el mercado de VO con algunas unidades relativamente nuevas de estos fabricantes.

Así, un Brilliance BS6, modelo eléctrico destinado al mercado del lujo, se oferta por 9.000 euros, un Chery M14, un cabrio biplaza que se puede comprar por 5.000 euros, un Lifan Breez, que supone la inmersión en el mundo de la automoción del segundo mayor productor de motos del mundo, se puede conseguir por 15.000 euros, o el pick up Great Wall Deer del año 1994 y con una imagen muy similar al Ford Ranger de la época y que se puede adquirir por 2.000 euros. Todos ellos precios presentes en la plataforma experta en VO AutoScout24.

La caída del Muro de Berlín acabó con algunas de las marcas que imperaban en los países soviéticos. Skoda o Dacia sobrevivieron gracias a que fueron adquiridas por grandes grupos automovilísticos, pero otras quedaron para el mercado local con un futuro incierto ante la diferencia tecnológica que las separa de los fabricantes de los países occidentales.

Sin embargo, algunas de las creaciones de aquella época están disponibles hoy en nuestro país, como es el caso del alemán Trabant P601 Tramp, el modelo que motorizó la República Democrática Alemana, a la venta en AutoScout 24 desde 4.000 euros, o la furgoneta rusa UAZ 2206 Maraton, del año 1963, disponible por 4.900 euros.

En el mercado del VO también encontramos modelos de marcas europeas que tuvieron una breve existencia o que apenas se comercializaron más allá de sus países de origen. En este sentido, podemos encontrar modelos de las italianasAutobianchi (desde 2.000 euros) o un Innocenti Mini de Tomaso (por 3.500 euros), o la británica Triumph con sus vehículos totalmente adaptados a la conducción continental con el volante a la izquierda. De ésta destacan el TR3 por 23.000 euros, y Spitfire, que se puede comprar desde 8.900 euros.

Finalmente, las creaciones estadounidenses siempre han tenido un gran atractivo para el público nacional, influenciadas principalmente por el cine y la televisión. De entre los modelos que participaron en la época dorada de Hollywood destacan un Buick Riviera Special 48D de 1953 por 22.900 euros o un Cadillac Freetwood Series 62 de 1953 por 21.500 euros. A bordo de uno de estos sedanes uno se puede sentir cual gánster de los años de la ley seca, o galán del estilo de Humphrey Bogart o Clark Gable acompañado de Lauren Bacall o Ava Gardner.