El mercado de vehículos comerciales ligeros creció en septiembre un 50,5%, con un total de 12.018 unidades, al tiempo que en los primeros meses del año el incremento acumulado es de un 36,9% gracias a las 112.0260 matriculaciones. Sin duda, las pymes y los autónomos tiran del mercado de comerciales, alcanzando ya los 30 meses de crecimiento consecutivo.

 

El ritmo de la economía española sigue recuperándose y, junto a una mejora sustancial en el ámbito crediticio, hacen que el consumo mejore y especialmente se abra la puerta a la renovación de vehículos comerciales.

En este sentido, las empresas, autónomos y pymes tienen la oportunidad de renovar sus flotas ya que la mayoría de las compras de este segmento son a través de la financiación.

Por otro lado, debemos seguir trabajando para que el ritmo de crecimiento de estos vehículos no frene, ya que los volúmenes siguen siendo inferiores a los objetivos marcados para un país como España.

Además, no olvidemos que el parque de vehículos comerciales tienen una edad muy elevada, comparada con otros países europeos, poniendo en riesgo la seguridad vial y la contaminación ambiental.