El Consejo de la Unión Europea ha aprobado un nuevo Reglamento para modernizar el sistema de homologación y de vigilancia del mercado para los vehículos a motor dentro del área comunitaria. Supone una profunda revisión del marco actual establecido en la Directiva 2007/46/CE, que fue concebido hace ya más de una década.

Con el objetivo de lograr un nivel más elevado de eficiencia y seguridad de los vehículos, así como solucionar los principales puntos débiles del actual sistema de homologación, estas medidas entrarán en vigor el 1 de septiembre de 2020 y serán publicadas en el Diario Oficial de la UE los próximos días.

Los principales cambios que introduce el nuevo Reglamento son los siguientes:

  • Reforzar la vigilancia del mercado para controlar adecuadamente la conformidad de los vehículos que ya están disponibles en el mercado. Se contempla la posibilidad que los Estados Miembros puedan realizar controles aleatorios para detectar posibles incumplimientos.
  • Mejorar la calidad de las pruebas y ensayos previos a la introducción de vehículos en el mercado comunitario.
  • Aumentar la supervisión del proceso de homologación de vehículos, más concretamente permitiendo que la Comisión pueda efectuar evaluaciones periódicas de las autoridades nacionales de homologación. También se contempla la creación de un foro de intercambio de información sobre la garantía de cumplimiento, en el que tengan representación las autoridades nacionales de vigilancia y homologación del mercado.

El Consejo espera que la aplicación armonizada de las nuevas normas en toda la UE reduzca las diferencias en su interpretación y aplicación por parte de los Estados Miembros.

“Hemos construido un sistema de homologación sólido y fiable que evitará las irregularidades que se observaron en el pasado. También ofrece a los ciudadanos europeos unos niveles de seguridad más elevados y mayor protección de la salud y del medio ambiente. Igualmente, nuestros fabricantes de automóviles se beneficiarán de unas condiciones equitativas”, ha señalado Emil Karanikolov, ministro de Economía de Bulgaria, país que ostenta este semestre la Presidencia de la UE.