El Consejo de Ministros aprobó hoy viernes el Plan Pima Transporte, un programa que será clave para que los volúmenes de vehículos industriales vuelvan a recuperar cuotas más elevadas y que se aproximen al nivel de desarrollo económico del país.

 

Esta iniciativa, impulsada por el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Fomento, también servirá para reactivar una actividad del transporte más eficiente. Se trata, en este sentido, de un plan pionero en toda Europa que, de nuevo, posiciona a España a la vanguardia del sector del automóvil.

Con el desarrollo de estos planes, España mejorará la eficiencia del transporte, reduciendo las emisiones contaminantes y favoreciendo a la seguridad vial. Asimismo, al disponer de flotas más modernas significará un paso más en la lucha contra el cambio climático.

El rejuvenecimiento de las flotas del transporte es un elemento claro de competitividad industrial que permitirá avanzar en la industrialización del país y permitirá renovar su principal herramienta de trabajo y seguir impulsando el crecimiento económico.

Sin duda, la desfavorable situación de acceso a los créditos, la situación del sector de la construcción y la caída de la actividad industrial, que ya ha empezado a recuperarse, ha sido un lastre importante para la demanda de estos vehículos.

Con la aprobación del Plan Pima Transporte se consolida la firme apuesta del Gobierno por la industrialización. Este novedoso proyecto para renovar bienes de inversión supone también la transición hacia una economía más sostenible.