ITC-BT-52, el reglamento que normalizará las instalaciones de carga en edificios, acaba de ser aprobado en Consejo de Ministros y ya está publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

De este modo, después de un tiempo de espera, al fin ya disponemos de la legislación necesaria para la instalación de puntos de recargar de vehículos eléctricos en aparcamientos colectivos públicos y privados y en la vía pública.

En ella se fija la obligatoriedad de una preinstalación mínima en aparcamientos y estacionamientos colectivos privados, que permita a cada propietario conectarse sin "incurrir en costes más altos" que incluye dejar preparados los huecos y las canalizaciones necesarias.