El automóvil se ha convertido, sin duda, en el sector que mejor balance comercial presentó a lo largo de 2014, con un superávit comercial de más de 16.000 millones de euros, tal y como vaticinó Anfac en la primera parte del año.

 

Tras el récord marcado en 2013, el ejercicio pasado fue el segundo mejor dato de la historia. En dos años, el automóvil contribuyó a la balanza comercial de España en más de 32.000 millones de euros, batiendo todos los récords históricos.

Así, el superávit comercial de sector fabricante de vehículos se situó en 2014 diez veces por encima del nivel pre-crisis. El sector fabricante de vehículos es el sector español que mejor saldo positivo registró a lo largo de todo el año.

En total, en 2014 se exportaron vehículos y piezas por un valor cercano a los 40.000 millones de euros (exactamente 39.563 millones de euros), un 7,3% más que en el año anterior. La exportación de vehículos casi alcanzó los 29.000 millones de euros (28.974 millones de euros), un 10,4% más que en 2013.

Por otro lado, las importaciones de vehículos se fueron moderando durante el ejercicio y finalizaron con un valor de casi 13.000 millones de euros (12.912 millones de euros).

Con estas cifras, el sector del automóvil representaría el 16,5% (incluidos los vehículos industriales) del total de las exportaciones de nuestro país. Asimismo, el automóvil ocuparía el segundo lugar como sector exportador detrás del sector de bienes de equipo y por delante del sector agroalimentario.