La quinta edición del Salón del Motor de Ocasión de Sevilla cerró sus puertas el pasado domingo tras cinco días con unos excelentes resultados, consagrándose definitivamente como un evento de la ciudad tras batir por quinto año consecutivo sus propios registros.

 

Pero no sólo ha crecido el número de visitantes (un total de 56.400, un 20% más con respecto al año anterior), sino que la organización también ha visto cumplidas sus expectativas en cuanto a ventas, con un total de 2.317 transacciones realizadas, lo que representa un 30% más que en 2014 y una media de más de 46 vehículos vendidos a la hora.

Para los organizadores de la muestra, Fedeme (Federación de Empresarios del Metal) y Fibes (Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla) se trata de un éxito rotundo que viene precedido por la paulatina recuperación que está protagonizando el sector de la automoción en el país y que representa, sin duda, la consolidación definitiva de esta cita.

"El público sevillano y los cientos de visitantes que se han desplazado desde otras provincias y comunidades autónomas esperaban con impaciencia la llegada de este salón, detalle que hemos podido comprobar con las colas diarias", destacó el presidente de Fedeme, Francisco Javier Moreno Muruve.

A juicio del dirigente, "en esta edición los clientes han podido comprobar que se trata de un certamen a la altura de todos los bolsillos, donde se han podido ver vehículos de ocasión desde 3.900 euros hasta cerca de los 200.000 euros".

Resaltar que el Salón del Motor de Ocasión de Sevilla se ha ido transformando en estos años, adaptando sus objetivos a las circunstancias del mercado. Así, ha pasado de ser un punto de encuentro en el que reforzar las relaciones entre clientes-concesionarios a constituir en la actualidad una gran "fiesta del motor" a la que las marcas asisten incluso para dar a conocer sus novedades.

De hecho no se trata de un salón de VO al uso, sino que nos encontramos ante un evento que se asemeja más, por su calidad, estética y organización, a un salón de vehículos nuevos en el que todos los agentes del sector tienen cabida: concesionarios, financieras, aseguradoras, empresas afines...