Los principales fabricantes de automóviles que cotizan en Bolsa reaccionan en el parqué a la posibilidad de que el Gobierno estadounidense imponga nuevos aranceles a vehículos importados, según publica Bolsamanía de acuerdo a una información de 'The Wall Street Journal'.

BMW (-2,6%), Daimler (-2%), Volkswagen (-1,6%), Porsche (-3%), Audi (-1%), Ferrari (-1%) y Peugeot (-1,5%) son algunos de los grandes afectados en Europa ante los posibles aranceles de Estados Unidos, entre los que destacan las fabricantes alemanas. De hecho, BMW y Mercedes venden el 15% de toda su producción en suelo estadounidense, mientras que en el caso de Audi el porcentaje baja hasta un 12% y en el de Volkswagen, a un 5%.

La preocupación arancelaria también se ha notado en Asia, en la que destacan la caídas de Toyota (-3%), Honda (-3%) y Nissan (-2%) en el índice Nikkei, además de la caída de Hyundai (-3%) y Kia (-3%) en el KRX surcoreano.

La otra cara de la moneda son compañías estadounidenses como Tesla, General Motors y Ford, que no se verán afectadas por los potenciales aranceles estadounidenses. Todas ellas repuntan cerca de un 1% en la pre-apertura ante lo que sería una medida proteccionista de este nuevo episodio de la guerra comercial.

Los nuevos aranceles que estaría estudiando imponer el país estarían justificados por razones de seguridad nacional. Una noticia que encajaría además con el 'tuit' publicado por Trump, en el que anticipaba "grandes noticias para nuestros fabricantes de automóviles americanos", después de "tantas décadas perdiendo trabajos por culpa de otros países".