La Junta Directiva de Sernauto, la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción, destaca que la facturación del sector continúa su buena línea ascendente y va camino de lograr su máximo histórico de 33.000 millones de euros.

De acuerdo con la evolución de la facturación en el primer semestre del año y las previsiones para el segundo semestre, la facturación crecerá en 2015 un 7% con respecto al año anterior, llegando casi a los 32.000 millones de euros.

 

Este aumento se debe a la mejora los datos macro en Europa asociados a los mecanismos monetarios y de financiación puestos en marcha por el Banco Central y la bajada del petróleo y las materias primas, que repercute en la economía de forma directa e incide en un aumento de las ventas en el sector.

Respecto al empleo directo, durante este año se prevé un incremento en torno al 4%, lo que supone la generación de cerca de 8.000 puestos de trabajo, en su mayoría estables, cualificados y repartidos geográficamente. Las empresas del sector realizan una importante inversión en la formación continua de sus profesionales para mantener su competitividad en un sector totalmente globalizado.

Teniendo en cuenta estos datos, la cifra del empleo directo del sector alcanzaría al finalizar el año las 205.000 personas, lo que representa más del 10% del empleo industrial en cinco comunidades autónomas y más del 5% en diez.

Estas cifras suponen un paso significativo en la consecución de los objetivos marcados en la 'Agenda Estratégica Componentes 2020', elaborada por Sernauto. Se acortan distancias tanto en términos de facturación como de empleo con respecto a lo marcado para 2020 en 2014:

- Del incremento de facturación de 6.800 millones de euros, en dos años se habría cubierto ya 4.000 millones, es decir, casi el 60% del objetivo, lo que permitiría muy posiblemente alcanzar el valor de 34.800 millones de euros antes de la fecha prevista, superando el máximo histórico conseguido en 2007. Este dato tan positivo se debe a la mejora general de la economía y al trabajo realizado por el sector para reforzar la I D, la internacionalización y sus planes puestos en marcha para mejorar su competitividad en materia de logística o eficiencia energética.
- Asimismo, de los 30.000 empleos directos a generar por el sector entre 2014 y 2020, en estos dos primeros años se habrían creado 14.000 puestos de trabajo, lo que supone casi la consecución del 50% del objetivo de incremento marcado para alcanzar 220.000 empleos directos en 2020. La mejora de los factores que inciden en la competitividad, unido al esfuerzo realizado por el sector en estos últimos años y el posicionamiento global de las empresas de componentes, repercuten de forma directa en la creación de empleo.

Además, cabe recordar que en el año 2014 el sector de equipos y componentes logró aumentar su contribución al Valor Añadido Bruto (VAB) alcanzando el objetivo establecido en la 'Agenda Estratégica Componentes 2020'. Se pasó de 5.600 millones de euros a 7.200 millones de euros, concentrando el 4,3% del VAB de la industria española y el 58% de la industria de automoción.