La industria automoción española marcó un superávit comercial - diferencia entre exportaciones e importaciones - de 4.012 millones de euros a lo largo de los diez primeros meses del año, lo que representa una fuerte caída de 40,1% respecto a las cifras del mismo periodo de 2013.

 

Estas cifras es consecuencia de un mayor volumen de importaciones y del déficit de 6.180 millones de euros que arroja el sector de componentes del automóvil.

Según datos del Ministerio de Economía y Competitividad, las exportaciones del automóvil en España se situaron en 29.612 millones de euros entre enero y octubre, un 6% más.

Las importaciones del sector, por su parte, cerraron el mencionado periodo con un valor de 25.599 millones de euros, lo que se traduce en una progresión del 20,6%. Se importaron automóviles y motos por importe de 9.956 millones de euros, un 32,9% más, así como 15.642 millones de euros en componentes, un 13,8% más.

El apartado de automóviles de automóviles y motocicletas finalizó los diez primeros meses de 2014 con un saldo comercial positivo de 10.193 millones de euros, un 8,9% menos, mientras que el de componentes lo hizo con un déficit de 6.180 millones de euros, un 37,7% menos.