Asetra considera que la opinión de los asociados es "imprescindible" para definir sus actividades en el campo de la formación. Con ese objetivo, se ha enviado a todos ellos un documento a cumplimentar con sus preferencias formativas para 2019. “Es un cuestionario de necesidades muy sencillo y su cumplimentación supone muy poco tiempo”, destacan desde la asociación madrileña.

Además de someter a revisión las jornadas y cursos actuales, se incorporan nuevos contenidos y se pone a disposición de los profesionales un espacio para posibles sugerencias específicas de cada taller o para hacer llegar comentarios sobre horarios, días de celebración, etc., con el fin de mejorar los servicios de formación ofrecidos.

“Nuestro principal objetivo es conseguir cubrir las necesidades formativas de nuestros asociados y así hacer de los talleres empresas más preparadas y rentables”, señala Carmen González, responsable del área, quien recuerda que “todas las acciones formativas están disponibles para nuestros asociados y sus trabajadores y muchas de ellas son totalmente gratuitas”.