La industria del automóvil es una de las más importantes para la economía de un país: proporciona gran cantidad de puestos de trabajo, invierte en investigación y desarrollo, y facilita la exportación a otros países.

Lo que muchos no saben, es que los recambios coche que en ocasiones necesitamos para nuestros vehículos están fabricados en nuestro propio país.

En 2015, algunas de las fábricas en España de vehículos llegaron a la cifra de producción de 477.000 coches en el año. Esto supone un crecimiento del 8% con respecto al año anterior y un total de más de 40 modelos diferentes de coches. Además, proporciona trabajo a miles de personas, no sólo en producción, sino también en marketing, distribución, recursos humanos, etc.

La fuerte competencia de países como Canadá, Rusia o Tailandia hace que los objetivos anuales de la producción española sean más exigentes y más altos cada año. En la producción de vehículos industriales, España es el país número uno en Europa. Según Anfac durante el primer semestre de 2015 la fabricación de autos en el país subió un 12,04% con respecto a los datos del 2014.

Además de estos buenos resultados en la producción de vehículos, también se han incrementado las exportaciones de coches y recambios coche un 9%, que equivale a un total de 210.606 autos., lo que equivale a más de 37.000 millones de euros (el 3% del producto interior bruto).

Un 86,9% de la producción se exporta. Sin embargo, esto hace que la industria del automóvil en España sea muy dependiente de la coyuntura económica de sus principales clientes. Aunque un dato muy positivo es que el mercado nacional absorbió muchos más vehículos de producción propia.